Esclavitud·Mis novelas·Mis parloteos

¡Lectores Esclavizados!

Hoy les traigo una pequeña anécdota y un detalle que me parecieron preciosos.

Un grupo de lectura de mi ciudad, conformado por familiares y amistades de una amiga y colega mía, Yolanda Chapa, estuvo leyendo mi novela de Esclavitud en los últimos meses.

El simple hecho de que me digan que mi novela fue debatida en un grupo de lectura ya es algo que me hizo gritar de la emoción cuando me enteré. Pero que encima de todo me platicaran las actividades que salieron a raíz de ella, hizo que casi me desmayara de la emoción.

¿Y por qué no se los había narrado antes? Porque no había podido sentarme en la computadora a escribirlo, la verdad.

Pero sin tanto parloteo, el debate que tuvieron me hizo entender que, si bien esta novela surgió de un simple sueño muchas personas han encontrado elementos que, según su forma de pensar o su estilo de vida, les indica hacia donde va dirigida. Ha habido personas que lo centran en lo social, otras me han dicho ya que lo centran en el plano espiritual, otros más me dijeron que en la novela se ven los elementos del racismo y si bien algunos temas sí los incluí de alguna forma u otra, nunca pensé que serían algo en lo que los lectores se fijaran tanto. Pues vaya que me equivoqué.

A la fecha me han dedicado hermosas palabras para esta historia, pero este grupo se lleva el trofeo, porque (aunque suene extraño) ¡esclavizaron a sus propias parejas! Entre las actividades que hicieron, estuvo el obtener grilletes con piedras, semejantes a los de la novela, con los cuales hicieron dinámicas para esclavizar a sus parejas (como si el simple matrimonio no fuera suficiente, jejejejeje) y entretenidos juegos que me parecieron de lo más divertido y algo que yo no habría imaginado nunca ver en los lectores de Esclavitud.

Como les dije, he recibido muchos comentarios sobre la novela y eso me hizo perder, de alguna forma, el enfoque con el que la había escrito originalmente. Ver estos juegos y momentos divertidos surgir de una trama que había comenzado a tornarse oscura para mí me hicieron recordar que no todo es blanco y negro y no por ello el gris es malo tampoco. Realmente les quiero agradecer en especial, porque me hicieron recordar lo divertido que fue escribir Esclavitud, pese al tema pesado que maneja o a lo que puedan proyectar los Esclavos en esta historia.

La cereza del pastel fue que me regalaron mi propio collar de Esclavitud, un detalle pequeño que hicieron pero que me pareció hermoso (y que me ganaron en idea, porque no termino de decidir cómo quiero hacerlos para el público), se los comparto a continuación:

Queda como una gargantilla de tela que me pareció de lo más linda. Sencilla pero hecha con amor, así la vi y así se quedará por siempre en mi memoria. Nunca podré dejar de agradecerles.

Otros lectores me han pedido más información sobre algunos personajes secundarios y he decidido que sí, compartiré sus historias para que los conozcan más, porque no me parece justo dejarlos con la incógnita, así que estén atentos porque en cuanto logre terminarlas, lo estaré publicando para que lo puedan leer y disfrutar.

Finalmente, para cerrar esta pequeña nota, les quiero recordar que si quieren adquirir cualquiera de mis novelas pueden hacerlo contactando directamente conmigo en mis redes oficiales, a Editorial Silma en su página de facebook, o bien, pueden comprarlos por Amazon tanto en físico como en ebook o en GooglePlay, solo ebook. (Próximamente Esclavitud estará disponible como ebook, tengan un poquito de paciencia 🙂 ¡Gracias a los que han preguntado!)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s